NOTAS DE ENFERMERIA

blog de proceso salud-enfermedad

miércoles, 3 de febrero de 2010

VALORACIÓN DEL RECIÉN NACIDO


TEST DE APGAR
Es un examen realizado a los neonatos para tener una primera valoración simple sobre su estado general después del parto. Este test lleva el nombre por Virginia Apgar, anestesióloga, especializada en obstetricia, quien ideó el examen en 1952 en el Columbia University´s Babies Hospital.
El test se realiza al minuto, a los cinco minutos y, en ocasiones, a los diez minutos de nacer.
La puntuación al 1 minuto evalúa el nivel de tolerancia del recién nacido al proceso del nacimiento y su posible sufrimiento.
La puntuación obtenida a los 5 minutos evalúa el nivel de adaptabilidad del recién nacido al medio ambiente y su capacidad de recuperación.



8-10 SIN ASFIXIA
Sonrosado, activo, con buena respuesta, llanto, frecuencia cardiaca rápida:
1. Aspiración suave de la vía aérea, incluidas las fosas nasales
2. Secado cuidadoso, incluida la cabeza
3. Mantener la temperatura corporal
4. Realizar un examen breve
5. Calcular la puntación de Apgar a los 5 minutos
6. Llevar al niño con sus padres

7-5 ASFIXIA LEVE
Ligeramente cianótico, movimientos con tono muscular diminuido, respiración superficial o periódica, frecuencia cardiaca > 100:
1. Repetir los pasos 1, 2 y 3 de la parte A. de forma rápida y sucesiva
2. Estimular la respiración mediante enérgicas palmadas en las plantas de los pies o frotamiento de la columna o el esternón
3. Administrar oxigeno mediante bolsa de resucitación y mascarilla adaptada a la cara del niño
4. Si el niño mejora, completar los pasos 4, 5 y 6 de la parte A cuando la puntuación de Apgar sea de 8
5. Si la frecuencia cardiaca disminuye a 100 o inferior la puntuación de Apgar es ≤ 4
6. Administrar 0,01 mg/kg de naloxone si la madre ha recibido un analgésico narcótico durante el trabajo de parto

4-3 ASFIXIA MODERADA
Cianosis, tono muscular disminuido, esfuerzo respiratorio débil, frecuencia cardiaca enlentecida (<> 100, el color sea sonrosado, y se inicia respiración espontánea. Si no se consigue movilizar el tórax de forma adecuada mediante la ventilación con mascarilla y bolsa, se debe de intubar
4. Si la frecuencia cardiaca es <> 100 después de 2 minutos de ventilación adecuada de oxigeno al 100% y masaje cardiaco, introducir un catéter en la vena umbilical y administrar drogas, la inserción del catéter se facilita cortando el cordón a 1-2 cm. de la pared abdominal. El catéter se debe introducir únicamente 2 o 3 cm. para evitar administrar soluciones hipertónicas en una pequeña vena hepática.
Si la frecuencia cardiaca es > 100 y se ha conseguido una adecuada ventilación bien sea espontáneamente o de forma asistida, el uso de fármacos no es necesario en la sala de partos y el niño se debe de trasladar a la sala de Cuidados Intensivos. Allí, la medición de los signos vitales (incluidos frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, presión sanguínea y temperatura), la gasometría arterial o capilar (PaO2, PaCO2 y pH) y una radiografía de tórax constituyen una base racional para la asistencia del niño.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal